Tras seis meses de incesantes infortunios donde sufrió fracturas, caídas con pérdida de conocimiento, mordedura de perro, entre otras cosas, por fin David Quintanilla ve la luz y termina un 2019 como nunca imaginó, tercero en el regional de Viña del Mar.

Con 14 años David ya mide 1,82 cm y vuelve a las pistas con toda la garra que siempre lo ha caracterizado.

CFL se siente honrada de apoyar a este deportista, que a pesar de la mala racha, sale adelante como todo un campeón.